Galería

La Asamblea Popular de Majadahonda apoya la Huelga General del 29-M

 

Somos conscientes de que no estamos ante una convocatoria de huelga general que se ejercite tras un proceso de concienciación o movilización de trabajadores y ciudadanos en apoyo a unos  objetivos claros y definidos.

Estamos ante una huelga general “impuesta desde el gobierno” que, la mayoría de trabajadores, hubiera preferido no ejercitar. Pero desgraciadamente, las políticas antisociales del gobierno, en particular la reforma laboral, han colocado a los trabajadores y sus organizaciones sindicales en un callejón sin salida, ya que nos encontramos en una situación en la que la “no acción” representaría el descrédito de dichas organizaciones y, muy probablemente, el fin de cualquier movimiento reivindicativo durante mucho tiempo. Significaría, en definitiva, dejar vía libre a estas políticas gubernamentales.

En esta situación, la movilización y la convocatoria de una huelga general representa la mejor respuesta posible ante la agresión social. Pero es una huelga general que se realiza en condiciones muy adversas y sin un proceso previo de discusión y preparación, debido a su carácter reactivo.

Que nadie se lleve a engaño, el gobierno es muy consciente de lo que hace. Su política no sólo pretende recortar -o acabar- con  nuestros derechos sociales y laborales, sino que también pretende descabezar y anular a las únicas fuerzas capaces de plantar cara a sus políticas anti-populares;  los trabajadores, los ciudadanos.

Es el gobierno el que ha roto la paz social, el pacto social que se halla en la base del estado de bienestar que nos legaron nuestros padres y nuestros abuelos. Ante esta agresión no podemos callar, y no podemos hacerlo porque mañana ya será demasiado tarde. Hay que demostrar que la impunidad no existe y que sabremos defender unos derechos que tardaron más de 100 años en conseguirse y que el gobierno quiere borrar de un plumazo.

Es por esto que apoyamos la huelga general y que trabajaremos para que sea un éxito, ya que estamos convencidos de que desgraciadamente, si fracasa, el gobierno habrá conseguido su objetivo.

La huelga general no es un fin en si misma, no es un final, es una respuesta y una demostración de nuestra fuerza y nuestra determinación.

Debemos apoyarla, sí, pero no debemos olvidar que hay otras respuestas y otras movilizaciones, otros actos de protesta y de reivindicación.  Actos que han estado en la base de nuestro movimiento y que deben seguir: plataformas contra los desahucios, a favor de la dación en pago, en apoyo a los trabajadores en paro, la lucha contra los cierres de empresas, la huelga de consumo… actos que buscan, en definitiva, la transformación de una sistema que ya no nos representa.

Hagamos pues de la huelga del 29 de marzo un nuevo inicio. Defendamos nuestros derechos y el legado que recibimos de las generaciones anteriores,  pero no nos quedemos ahí, avancemos en la transformación del sistema, de esta sociedad que ha olvidado aquellos valores de paz, justicia, igualdad y libertad que guiaron la lucha de los que nos precedieron. Puede que tardemos muchos años más, pero el futuro está en tus manos, en nuestras manos.

Vamos despacio porque vamos lejos.

Podeis seguir todo el desarrollo de la huelga desde la siguiente dirección: http://tomalahuelga.net/

=================================================

HUELGA DE CONSUMO

¿Qué es la Huelga de Consumo?

Se trata de no adquirir ningún tipo de bien, producto o servicio durante el próximo 29 de marzo coincidiendo con la Huelga General, con el objetivo de paralizar gran parte del sistema productivo, grandes empresas, bancos, multinacionales y presionar al gobierno para que retire la Reforma Laboral y corrija su actual política económica, basada en el recorte de derechos sociales y laborales.

El objetivo de la Huelga de Consumo es exigir al gobierno un cambio en sus políticas. Los grandes bancos, multinacionales y especuladores que ocasionaron la crisis del mercado financiero mundial y que reciben ayudas de decenas de miles de millones de los contribuyentes, han retrasado la edad de jubilación a los 67 años y abaratado el despido en tantos aspectos, que el trabajo será “low cost” tal y como ya han conseguido con la Reforma Laboral, quieren privatizar la Seguridad Social por la vía del copago y recortar aún más derechos sociales y laborales, seguir reduciendo nuestro poder adquisitivo rebajando o congelando aún más salarios y pensiones…, y es necesario pararles.

El modelo económico del Capitalismo Salvaje ha fracasado. Se ha demostrado que es social y ecológicamente insostenible, pero aún así han intentado mantenerlo, creando burbujas bursátiles e inmobiliarias hasta que han explotado.  El capitalismo salvaje,  lejos de reconocer sus errores y pasar a un modelo basado en el consumo responsable, sostenible y respetuoso con el medio ambiente, pretende seguir aumentando sus grandes fortunas recortando nuestros derechos, salarios, prestaciones sociales e intentando que trabajemos más horas y años por menos dinero  ¿Esta es su forma de crear empleo?

Debemos demostrar a los verdaderos culpables de esta crisis y sus marionetas, nuestros gobernantes, que somos la mayoría de la sociedad: parad@s, estudiantes, trabajadores, jubilad@s, autónom@s quienes con nuestro trabajo y consumo mantenemos el modelo actual y lo podemos cambiar.

¿Quién puede hacer la Huelga de Consumo el 29M?

A diferencia de una Huelga General que solamente la pueden hacer quienes tienen un trabajo y su empresa no les amenaza con el despido, la Huelga de Consumo o día sin compras, puede ser secundada por toda la sociedad.

¿Cómo se puede participar en la Huelga de Consumo?

Es tan sencillo como evitar adquirir o consumir cualquier tipo de bien, producto o servicio que no sea imprescindible. Al levantarlos ese día intentaremos consumir la mínima cantidad de electricidad o agua. Los desplazamientos para acudir a los piquetes o manifestaciones del 29M, se realizarán, si es posible, andando o en bicicleta. Si fuese imprescindible el uso de un vehículo, procuraremos no viajar solos y compartir desplazamiento con otras personas.

Bares, cafeterías, restaurantes, comercios y sobre todo grandes almacenes, centros comerciales, supermercados, bancos, gasolineras, empresas  con centros de atención presencial o telefónica deben evitarse. Para ello  compraremos lo necesario el día anterior o posterior al 29 de marzo.

Estas medidas no van contra el pequeño comercio o autónomos, que están pagando también la crisis que bancos, multinacionales y especuladores han provocado. El pequeño comercio y autónomos puede y deben apoyar esta huelga sin coste alguno desplazando su día de descanso semanal al 29 de marzo o secundando la Huelga General.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *